BienVenidos

Seguidores

martes, 24 de marzo de 2009

9- LOS DINOSAURIOS ENAMORADOS...




-Hola, estoy buscando una revista...
-Revistas, revistas, si algo faltaba eran revistas.
-¿Murmurando con cara de ogro con dolor de muelas, don Cuento?
- No, él no murmura, diría que mastica las palabras.
-Señorita Poesía, no la había visto.
-Estaba recitando los versos que vamos a escribir hoy.
-¡QUÉ!, otra vez Poesía, no es justo.
-Estamos de acuerdo por una vez con él-dijeron a coro doña Fábula y la Copla, asomadas a la puerta.
-Señor, señoras, ustedes son mis invitados, pero la que decide soy yo.
-Siiiiiiiiiiiiiií...
-Yo pensaba...
-Había entendido...
-Creo que hay muchos rumores por estos pasillos.
-¿Otra alegre Copla?
-No, mejor una interesante Fábula escrita por mi señor esposo, don Félix.
-Señoras, a comentarios tan egoístas, les diré que NO.
-Don Cuento fue mi primer invitado y buscando entre mis libros y revistas encontré...
-Señorita Poesía, tome un pañuelo y sequé ya sus lágimas de "cebolla escondida" en la cartera.
-Don Cuento lo veo sonrojado, ¿el motivo?
-Doña ANTOJÓLOGA no haga usted caso, quizá la emoción...
-Justo, esa es la palabra que me decidió.
-Emoción, ¿por qué?
-Me emocionan las historias de amor con final triste.
-No, hoy usé rimel violeta y si lloro voy a ser un mamarracho.
-No es necesario que llore.
-Lo hago siempre en las tragedias.
-No es una tragedia, es algo que en realidad sucedió hace muuuuuuuuuucho tiempo.
-¿Usted estaba allí?
-No, nací un mes después.
-Por poco perdió la posibilidad de verlo.
-Le aseguro que lo prefiero.
-Tomen asiento a mi alrededor, esta vez es un Cuento ilustrado

"Había una vez una pareja de enamorados dinosaurios, planeando su futuro maravilloso, mientras miraban entusiasmados la caída de los meteoritos".

-¿Qué pasa?, ¿no ve la letra?
-Veo perfectamente, terminó.
-¿CÓMO?
-Como lo oyeron, el cuento terminó.
- Mientras traigo la limonada les pido que refexionen sobre lo leído.
Se quedan sentados, en silencio.
-Acá estoy, por favor doña Copla, ¿me alcanza las copas?
-¿Pensaron algo?
-Estoy muy triste, no puedo.
-Ellos disfrutaron de un gran amor.
-Para mí para ser un Cuento, es corto.
-Siempre dando la nota, señorita Poesía.
-Señora , ¿me permite?
-Adelante, don Cuento.
-Ustedes saben que vivo en una biblioteca, que se leer y a veces lo hago.
-Sííí.
-¿Entonces?
-Leí el cuento más corto que se haya escrito.
-Cuéntenos, por favor.
-Lo recuerdo, está en mi memoria.

EL DINOSAURIO
CUANDO DESPERTÓ, EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA ALLÍ.
AUGUSTO MONTERROSO

-¡Qué coincidencia!
-¡Más dinosaurios!
-Gracias don Cuento, sólo voy a agregar que se los llama "CUENTOS BREVES".
-Señores, terminó la lectura, debo continuar con mis tareas.
- Hasta luego.
-Hasta luego, doña ANTOJÓLOGA.

Chau, chicos y no tan...

SUsana

jueves, 12 de marzo de 2009

8- DESPEDIMOS A LA HORMIGA









Hace un tiempo vino de visita una hormiga que llevaba una vaca...

Le llegó el momento de volver para a llevar alimentos antes de que llegue el frío.

La despedimos, y ante la cara fruncida de don Cuento le digo que eran dos poesías, una que la traía y otra que la dejaba volver.

Estuvo más tiempo del debido, charlando con la copla, la fábula, los cuentos y las poesias, mientras las otras hormigas trabajaban todo el día.

No se si la retarán, si la dejarán sin su comida preferida o...

Como me siento responsable por el tiempo transcurrido, escribí una carta explicando que yo la vi tan contenta entre sus nuevos amigos, que la dejé un poco más.
Espero que alguna sepa leer el idoma humano, en fin..

-Don Cuento, cambie esa cara, sino usted acompañará a la hormiga y la ayudará con su trabajo atrasado.
-Qué espontánea sonrisa, gracias, se lo ve muy buen mozo así.

Bueno, lo prometido:


Y SE VA LA HORMIGA

Y se va la hormiga
llevándose un mar
llevando una coma
llevándose un punto final.
Hormiga que sale
del bosque de un libro
siempre vuelve a entrar.

Laura Devetach



-Chau hormiga, cuidado con el mar que va salpicando todo. Chau, buen regreso.
-¿Será idea mía o el mar no se iba muy contento?
-Bueno, él tiene que decirle a la hormiga su opinión.
-Si calla, ella piensa que va de buen gusto.
-Si habla, los dos pueden llegar a un acuerdo.

-¿Qué pasará?
Espero les guste y que cuando vean hormigas, miren un rato como trabajan, les va a interesar.

SALVADOR DALÍ es el autor de la aguada y tinta china del cuadro de las hormigas y el trigo.

Lo realizó en 1951, no tiene título.Forma parte de una colección privada.

Lo vi por 1ra vez en el el blog: lunasyhormigas.blogspot.com

Al que le interesa la pintura, visítelo, seguro que encontrá algunas joyas y encantadoras sorpresas.

Gracias, Luna

Hasta pronto,
SUsana